En Holanda no hay suficientes odontólogos – y este déficit sigue aumentando

By 29 mei 2018Spain

Escrito por Sebastian Schreijer
Traducido por Ana Expósito

En los últimos cinco años, muchos dentistas de toda Europa han encontrado su camino laboral en Holanda. La razón de esto es simple. Mientras que los mercados de trabajo en países como España, Portugal e Italia estaban luchando por recuperarse de la crisis económica, el sector odontológico en Holanda se enfrentaba un déficit de otro tipo. Acentuado por una generación de dentistas jubilados, aumentaron las vacantes, pero el país no era capaz de proporcionar suficientes graduados para cubrir todas estas ofertas de trabajo.

Varios años después y tras la llegada de cientos de dentistas extranjeros que ahora están trabajando en Holanda, el problema aún no está resuelto sino que, por el contrario, ha ido creciendo. ¿Por qué sucede esto?

Demografía y jubilación

Para entender por qué Holanda, un país con una atención dental de alta calidad y una economía comparativamente fuerte, se enfrentan a una sequía cada vez mayor de jóvenes odontólogos, primero tenemos que saber cómo comenzó esta situación.
El desarrollo demográfico es un factor importante en el aumento de la escasez de dentistas. De los 10.000 dentistas aproximadamente que trabajan en Holanda desde 2017, solo el 29% tenían menos de 40 años. Además, la mayoría de los menores de 40 años (56%) eran mujeres. Dado que las mujeres holandesas a menudo trabajan a tiempo parcial para combinar sus carreras con sus familias, la cantidad efectiva de profesionales a tiempo completo preparados para rejuvenecer la población de dentistas envejecidos no es suficiente para cubrir la demanda del mercado.

Educación

Aunque a las clínicas dentales holandesas les resulta cada vez más difícil contratar personal nuevo adecuado, las únicas tres universidades holandesas que ofrecen la carrera de odontología siguen manteniendo su numerus clausus. Esto significa que, cada año, pueden matricularse como máximo 240 ododntólogos y este será, con suerte, el número de graduados si el 100% de ellos finalizan sus estudios. En comparación, el número anual de dentistas que se jubilan es de 300.

A pesar de este desequilibrio, hasta la fecha el gobierno holandés no ha tomado medidas para ajustar o abolir el número fijo de estudiantes que pueden inscribirse como estudiantes de odontología. Una de las razones para mantener esta política podrían ser los altos costos para ofrecer y completar la educación en odontología.

Odontólogos extranjeros

El prolongado déficit de graduados holandeses abrió nuevas oportunidades laborales, ya que permitió a los dentistas de otras partes de la Unión Europea continuar o incluso comenzar sus carreras en Holanda. Este país se convirtió en un destino especialmente atractivo para los profesionales del sur de Europa, ya que países como España enfrentaban y siguen enfrentando el problema inverso: muchos graduados en odontología pero sin suficientes trabajos.

Motivados por sueldos, mucho más altos en Holanda por lo general, cientos de dentistas de otros países vinieron a trabajar a clínicas holandesas.

Examen de idioma

A principios de esta semana, la Real Sociedad Holandesa de Odontología (KNMT) hizo sonar la alarma en el periódico nacional AD. Además del bajo número de graduados, la llegada de nuevos dentistas del extranjero ha disminuido considerablemente en el último año. ¿La razón principal? Un examen de idioma que, desde enero de 2017, todos los dentistas extranjeros están obligados a aprobar.

Este examen de idioma es un requisito previo para la admisión en el Registro BIG, el registro nacional de todos los profesionales médicos que trabajan en Holanda. Sin este registro en el BIG y su número de odontólogo/a asociado, un dentista no puede ejercer su profesión sin supervisión (NT: comparable al número de colegiado en España).

En efecto, esto significa que todos los que tienen un título en odontología de una universidad extranjera (no holandesa) tienen que demostrar que manejan el holandés a nivel profesional (B2). Además de las habilidades lingüísticas, también se evalúa la capacidad de comunicarse con pacientes y colegas.

Una caída en las solicitudes laborales

Un año después de la inclusión de la prueba de idioma, se notan los efectos en la llegada de dentistas. Solo 109 dentistas extranjeros solicitaron el registro en el BIG, en comparación con 390 un año antes.

Junto con el endureciemnto del acceso al mercado laboral debido examen de idioma, la recuperación economica gradual en el sur de Europa ha podido también ejercer una influencia, aunque esto por sí solo no explica la caída del 72% en las aplicaciones.

Geografía

En última instancia, los efectos de la creciente escasez de dentistas son más evidentes si cabe en las regiones periféricas de Holanda. Mientras que las clínicas en el área metropolitana de Randstad -que contiene ciudades tan importantes como Ámsterdam, Róterdam, La Haya y Utrecht- aún pueden recibir varios candidatos para una vacante, los dentistas en las regiones más alejadas del país luchan por encontrar nuevos colegas. El periódico AD relata el ejemplo de un dentista en la provincia de Overijssel, que tuvo que esperar cinco años hasta que finalmente encontró un candidato adecuado para hacerse cargo de su clínica: una odontóloga de España. Esta no es una excepción, ya que la mayoría de los graduados en odontología holandeses prefieren permanecer dentro del Randstad.
Incluso si el este y el sur de los Países Bajos pudieran no ofrecer el bullicio de la gran ciudad de Ámsterdam, trabajar en estas partes más tranquilas y rurales del país tiene sus propias ventajas para los profesionales. Los salarios tienden a ser más altos y los precios de la vivienda más bajos, ofreciendo una sensación de comodidad que es mucho más difícil de conseguir en parte oeste urbana de las grandes ciudades. (NT: es importante tener en cuenta las distancias relativas y absolutas en cada país, ya que España es apróximadamente 12 veces más grande que Holanda.)

El futuro

A pesar de la advertencia de KNMT, el Ministerio de Salud Pública holandés ha declarado que no considera que los desarrollos recientes en el sector de la odontología sean problemáticos. Sin embargo, todavía están considerando aumentar la cantidad de lugares disponibles para nuevos estudiantes de odontología en el futuro.

Incluso con esa perspectiva, la demanda de dentistas de otros países europeos probablemente no disminuirá en los próximos años. Con el examen de idioma la barrera de acceso se ha endurecido. Con la cantidad adecuada de preparación, es un desafío que puede ser superado.

Preparación adecuada

De los 109 dentistas no holandeses que se registraron en el BIG durante el año 2017, 45 vinieron a través del programa de DPA. En respuesta a la nueva legislación, DPA Dentistry ajustó su propio curso para preparar a los odontólogos para el examen de idioma holandes de manera adecuada. Estas nuevas incorporaciones al programa incluyen un mes de e-learning antes del inicio del curso, materiales de estudio específico en holandés para odontólogos, trayectos personalidos y una formación intensiva para el examen.

Aunque la escasez de dentistas en Holanda es un problema para las clínicas, también ofrece enormes oportunidades para los dentistas europeos que tienen la valentía de demostrar sus aptitudes en una clínica dental holandesa.

Para obtener más información sobre la DPA Academy, haga clic aquí.

Fuentes:
https://www.ad.nl/binnenland/wie-vult-straks-de-gaatjes-in-het-amersfoortse-achterland~af6eceb8/
https://beta.volkskrant.nl/nieuws-achtergrond/tandartsentekort-dreigt-vooral-buiten-de-randstad~bb9a1560/
https://www.dentistinholland.com/dutch-dentistry-trends/
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:7071_Ulft,_Netherlands_-_panoramio.jpg

Close